XXI Albores Proyecto

Escrito por Mar San Alberto en .

Todas las mujeres del mundo tenemos un punto com√ļn, ya sea en el norte post-industrial o en el sur en desarrollo, consistente en una dimensi√≥n simb√≥lica que nos desborda: es la creencia de que somos inferiores, que al ser asumida por todas las sociedades y civilizaciones funciona como piedra de toque que legitima el poder del var√≥n.

Esta dimensi√≥n simb√≥lica permite que, en el caso de nuestras sociedades, suframos posiciones de agresividad sexual, de codicia econ√≥mica, de machismo, de impudor, de desverg√ľenza y de ego√≠smo, mientras que, en las sociedades isl√°micas y del tercer mundo, posibilita adem√°s de lo anterior que se controle a las mujeres totalmente, desde el sistema de vestimenta, hasta los roles familiares y sociales, sufriendo por tradiciones y rituales muy agresivos. Esta situaci√≥n delata como es tratada la mitad de la poblaci√≥n por la otra mitad en todos los pa√≠ses del planeta.

Creo que el arte no debe permanecer al margen de la realidad social sino que debe tomar postura y reflexionar sobre ella. Por mi experiencia vital como mujer, como artista y como enfermera, que ha vivido en tres continentes, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo y casi siempre en la periferia, no considero posible hacer una obra de arte objetual sin discurso paralelo, por ello, en ocasiones, me planteo proyectos como el que paso a exponer.

Veintiuno alboreshabla de las mujeres. De c√≥mo vivimos, de lo que pensamos. De como somos tratadas en nuestra √©poca, es decir, en los primeros a√Īos del tercer milenio de nuestra era, en los comienzos del siglo XXI, de ah√≠ su nombre. Se plantea con el objetivo de ofrecer una reflexi√≥n, desde una mirada personal, art√≠stica y clara, en la que se conjugue la obra de arte y la denuncia de esta situaci√≥n insostenible de invisibilidad y desigualdad.

Somos algo más del 50% de la población y, sin embargo, sólo en algunos países se toman medidas tendentes a la igualdad entre los dos sexos, aunque sin conseguirlo. Las mujeres seguimos sufriendo día a día una discriminación con la que es necesario acabar.

Cronología y desarrollo

Veintiuno albores se compone de cinco partes diferentes: Aireando la discriminación, instalación; Aquí estamos, fotografías seriadas; Seis horas de rutina, video; Lágrimas negras, dibujos y collages; Artistas en la igualdad, intervención con las personas que visiten la sala de exposición.

Se inici√≥ en Rosso (Mauritania) a√Īo 2005 y se finaliz√≥ en Santa Cruz de Tenerife en 2008.

El proyecto ha sido expuesto completo en la Sala de los Lavaderos de Santa Cruz de Tenerife en noviembre 2008